Lecturas en chándal
“Si poguéssim obrir els ulls
ens salvaríem”.

Bruno Montané Krebs,Setanta-set poemes

El escritor, ese que se pelea a gritos con su mujer mientras toma notas sobre ello (Rodrigo Fresán)

El escritor, ese que se pelea a gritos con su mujer mientras toma notas sobre ello (Rodrigo Fresán)

El mundo estaba en la pecera del vaso, deformado por el gran angular. Pudo ver la figura de ella en el fondo. Achatada, silenciosa como una india en las películas. Tomó un largo trago
Manuel Rivas, En salvaje compañía
Es el aire de la casa, dijo de repente Mohamed, que había permanecido pensativo en un rincón. Tiene partículas de tristeza. Como respirar la bruma de un mar antiguo
Manuel Rivas, En salvaje compañía
El que marcha deja su tristeza en el que queda diciendo adiós con el pañuelo en la mano. El que marcha siempre está un poco por encima: en la silla del caballo, en la ventana del tren, en el puente del barco, en la escalera del avión.

Manuel Rivas, En salvaje compañía

Cupletistas con feas voces y bonitos cuerpos cantaban mal, pero cantaban desnudas
Manuel Chaves Nogales, A sangre y fuego
De la guerra y de la revolución -pensaba- lo peor es el sueño que se tiene siempre (…) La guerra y la revolución serían menos duras y menos crueles si los hombres que las hacen hubieran dormido bien, a gusto, en una cama blanda y grande en la que fuese posible estirar las piernas entre unas sábanas frescas
Manuel Chaves Nogales, A sangre y fuego
Sin embargo, en esos momentos -los más críticos- el peligro no estaba sólo en el enemigo que nos atacaba de frente; estaba también en la "Quinta Columna".
El inventor de ese término -adoptado hoy en el mundo entero para definir al que trabaja emboscado esperando el momento de atacar por la espalda- fue el general Mola. Al preguntarle los periodistas con cuál de las cuatro columnas dirigidas hacia Madrid por Guadalajara, Somosierra, Guadarrama y el Tajo pensaba tomar la capital, respondió que con ninguna de esas cuatro, sino con la quinta, que estaba en el propio Madrid.

Enrique Líster,Memorias de un luchador

"El general Mola había dicho por radio que sobre Madrid avanzaban cuatro columnas de fuerzas nacionalistas, pero que además contaba con una "quinta columna" en Madrid mismo que sería la que más eficazmente contribuiría a la conquista de la capital".
Manuel Chaves Nogales, A sangre y fuego
Cuando el que pasa exánime en las parihuelas es un varón adulto, el hecho, por esperado, parece naturalísimo y nadie se siente obligado a conmoverse. La capacidad de emoción, limitada, exige también economías. En la guerra no se administra el sentimiento con la misma largueza que en la paz
Manuel Chaves Nogales, A sangre y fuego